Eficiencia energética

Avanzamos en nuestra estrategia de descarbonización y eficiencia energética

La eficiencia energética es una de las vías con mayor potencial para mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Siempre ha estado presente en los proyectos y procesos del Complejo Industrial de Puertollano. El objetivo es reducir la intensidad de carbono y avanzar hacia el objetivo de ser una compañía de cero emisiones netas en 2050.

 

Vista panorámica de la refinería de Puertollano

Avanzamos con la tecnología

En línea con esta estrategia, la eficiencia energética en nuestras operaciones está presente en todas las áreas del Complejo Industrial de Repsol en Puertollano e implica un proceso continuo de búsqueda de oportunidades en los ámbitos de tecnología, diseño y procedimientos de operación y mantenimiento.

Para colaborar en ese objetivo de convertirse en una compañía cero emisiones netas en 2050, el Complejo Industrial de Puertollano ha conseguido una reducción de 60.680 toneladas de CO2 en el período 2020-2021 frente a las 53.000 toneladas de CO2 al año, previstas inicialmente. Esto supone haber superado el objetivo inicial en un 14% más de lo previsto.

Esta reducción es el resultado de una importante inversión, cercana a los 20 millones de euros. Las inversiones se han centrado en tres ámbitos: la eficiencia energética, nuevas tecnologías y digitalización.

En este sentido, la ejecución del proyecto de electrificación del cracker de Olefinas ha supuesto una apuesta decidida de Repsol por el desarrollo y uso de las tecnologías más innovadoras. El hito principal de esta inversión ha sido la sustitución de una de las grandes turbinas de vapor que accionan la unidad por un motor eléctrico, lo que hace el proceso mucho más eficiente y competitivo.

Empleados del complejo de Puertollano en oficinas

Avanzamos en la transición energética

Más enfocada al campo del ahorro energético ha sido la inversión realizada para la instalación de un sistema de combustión más eficiente de uno de los hornos del área de Destilación. Además, se han llevado a cabo diferentes proyectos con el fin de incrementar la eficiencia de las redes de distribución del complejo (mejora del calorifugado, simplificación de colectores y reducción de purgadores, etc.) Durante los años 2020 y 2021 se ha llegado a ejecutar una inversión cercana al millón de euros, cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), con cargo al Fondo Nacional de Eficiencia Energética. Estos proyectos han permitido una reducción significativa de las emisiones de CO2 así como una racionalización de los consumos de combustible y de vapor en el Complejo Industrial de Puertollano.

En cuanto a las iniciativas de digitalización encaminadas a mejorar la eficiencia energética, destacan algunas herramientas que permiten realizar predicciones de ensuciamiento en las redes de intercambiadores de calor para prever tareas de mantenimiento. Otra de las aplicaciones sirve para optimizar el caudal de las redes de energía de las distintas unidades. 

Cada año los objetivos son más ambiciosos y de cara a 2022, el Complejo Industrial de Repsol en Puertollano se marca como objetivo una reducción de cerca de 47.000 toneladas de CO2. Para alcanzar este horizonte la inversión estimada se acerca a los 14,5 millones de euros para proyectos de inversión y diferentes iniciativas de eficiencia energética. 

Cero emisiones

Para alcanzar nuestro objetivo de cero emisiones netas de CO2 en 2050, orientamos nuestra estrategia, actividad e inversiones a nuevos y más exigentes planes de negocio alineados con la transición energética y el cumplimiento de los objetivos de cambio climático del Acuerdo de París. Con ellos se persigue reducir a menos de dos grados centígrados el aumento de la temperatura del planeta.

Estos objetivos, que sirven de base para el Plan Estratégico, contemplan diferentes inversiones que supondrán la reducción de su indicador de intensidad de carbono sobre la base del año 2016: del 10% en 2025, del 20% en 2030 y del 40% en 2040, para avanzar hacia las cero emisiones netas de CO2 en el año 2050.