Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y publicitarios para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas, consideramos que conoces nuestra Políticas de Cookies y que estás de acuerdo con su uso.
Aceptar.
Saltar al contenido

Nuestro Entorno

Proyectos Sociales 2017

La AECC ofrece en Puertollano su programa “Primer Impacto” con una consulta semanal de psicooncología

Este programa está dirigido a las personas que son diagnosticadas de cáncer y a sus familiares buscando una atención psicológica y emocional y un acompañamiento integral durante todo el proceso de la enfermedad.
Una personas sentada en una mesa trabaja con un portatil

Desde el pasado mes de enero la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) ofrece en Puertollano, en colaboración la Gerencia de Área del Servicios de Salud de Castilla-La Mancha, el servicio Programa Primer Impacto, especialmente dirigido a aquellos pacientes que reciben un diagnóstico de cáncer. Fundación Repsol y el Complejo Industrial de Puertollano colaboran con esta iniciativa a través de la convocatoria de ayudas sociales.

En el caso de la AECC la colaboración de Repsol y su Fundación, ha posibilitado que este Programa pueda atender las demandas de los afectados por cáncer y sus familiares con la presencia, una vez por semana, de una psicooncóloga y terapeuta que tiene su consulta en el Centro de Salud nº 2 de Puertollano.

Margarita Velascoín es la especialista dedicada en cuerpo y alma a este programa cuyo objetivo es intentar paliar “las necesidades psicológicas y emocionales de personas que sufren cáncer, tanto desde el pre-diagnóstico, ayudándoles a sobrellevar la ansiedad que genera esperar una prueba de estas características, hasta el momento del diagnóstico”, explica.

No sólo se atiende a enfermos. Los familiares juegan un papel muy importante en este proceso y son también “parte afectada”, apunta. La atención de Margarita Velascoín no sólo se centra en ese Primer Impacto, sino que a raíz de ahí se hace un seguimiento del paciente y del desarrollo de su enfermedad.

Los pacientes generalmente llegan derivados desde el Hospital “Santa Bárbara” ya que todos los servicios médicos, cuentan con la información de la AECC en sus consultas.

Según Pilar Montoya, este servicio “ya estaba funcionando muy bien en el Hospital General de Ciudad Real y era una demanda que teníamos en Puertollano”. La coordinación, en este sentido, con la Gerencia de Salud de Puertollano es fundamental para que el programa no sólo se desarrolle al 100% sino que consiga los efectos deseados.

El número de personas que acuden a él es muy amplio puesto que en muchos casos y cuando el paciente así lo necesita, “tenemos contacto no sólo con sus familiares, sino que hablamos con su grupo de amigos, con su entorno social para ayudarlo en lo que sea necesario”. Además de desterrar tabúes se aclaran falsos mitos y se ofrece un apoyo emocional que se basa en ofrecer esperanza.

Pero una esperanza desde la base clínica y científica. “Hoy en día – asegura la oncopsicológica – un buen número de cánceres se curan y de los más agresivos, tenemos porcentajes de curación más altos que hace unos años”. Buena parte de la terapia se centra en adelantar pasos e ir informando al paciente de los diferentes estadios de la enfermedad a los que puede enfrentarse y cómo afrontarlos.

Es importante también, asegura Margarita Velascoín, trabajar la autoestima puesto que muchas personas se niegan a salir de casa o a mostrarse en público.

Las citas además son inmediatas. No hay lista de espera y se puede visitar a este especialista de manera gratuita, se sea o no socio de la AECC. La consulta además es personalizada. Según Margarita Velascoín, “puede durar una hora o dos, ser con tres personas o con una sola”. No se trata de una consulta de salud mental sino un servicio de un especialista psiconcológico, “somos personal externo, una figura de acompañamiento durante todo el proceso”, subraya Velascoín.

Este servicio se completa con todos los que se ofrecen desde la AECC, desde la financiación de pelucas, la tramitación de subvenciones y ayudas públicas, el adelanto de ayudas para medicación o camas articuladas y toda una red de apoyo, en algunos casos económico, para que quienes se ven afectados por esta enfermedad “se centren en la recuperación, en cuidarse y seguir el tratamiento, olvidándose de otras cuestiones en las que, desde la Asociación podemos ayudarles de alguna u otra manera”, puntualiza la presidenta local, Pilar Montoya.

Repsol colabora habitualmente con la Asociación Española contra el Cáncer en diversas acciones.