Saltar al contenido

Sobre el complejo

Proceso productivo

Dos líquidos mezclados en un envase

En nuestro complejo

En el Complejo Industrial de Puertollano transformamos una materia prima de escasa utilidad en su estado natural, como es el petróleo, en multitud de productos de uso corriente. Para conseguir esto, sin embargo, se debe atravesar un largo y complicado proceso a lo largo de todas nuestras instalaciones.

Todo comienza con la llegada del crudo de petróleo a la terminal marítima de la refinería de Cartagena. Desde allí  se envía el crudo a través del oleoducto que conecta nuestros dos complejos. Una vez en Puertollano, se almacena en tanques hasta que llegue el momento de ser tratado. 

El proceso de refino se inicia en las unidades de destilación, donde  el crudo se calienta a altas temperaturas para dividirse en distintas corrientes, según su punto de ebullición, que tras su tratamiento en otras unidades darán lugar a los productos comerciales: Gases Licuados de Petróleo (GLP), queroseno, gasolinas, gasóleo, asfaltos y lubricantes,  entre otros. El tratamiento en otras unidades tiene dos objetivos: en primer lugar, obtener productos en especificaciones de venta, y en segundo, transformar mediante las unidades de conversión corrientes de poco valor en productos de mayor valor añadido, como las gasolinas, queroseno y gasóleos. 

Una de los requisitos medioambientales más importantes es el contenido en azufre de nuestros productos y para su eliminación contamos con plantas de desulfuración, donde se extrae el azufre y se convierte en un producto final comercial. Por último, los compuestos pasan por los tratamientos necesarios para ser transformados en los productos finales, que son almacenados y distribuidos allí donde se necesiten.

¿Qué producimos?

El Complejo de Puertollano es capaz de fabricar toda la gama de productos obtenible del petróleo.

GLP

Los compuestos gaseosos, que se tratan en el área de GLP, dan lugar al gas butano y al gas propano. Estos productos tienen utilidad tanto en el ambiente doméstico como en la industria, y son buenos combustibles. Como un ejemplo de la potencia de nuestro complejo, con el butano que producimos en un minuto una familia media española tendría para cocinar y para calentar agua durante un año.

Dos bombonas de Repsol

Naftas

Las naftas, uno de los productos ligeros obtenidos en la destilación del petróleo, sirven como materia prima para, principalmente, las gasolinas y las olefinas. En cuanto a las primeras, obtenemos una gran variedad de ellas con diferente nivel de octanaje, es un producto muy solicitado. Con la cantidad que producimos en un minuto, un coche podría dar dos vueltas al mundo.

Química

Las olefinas, como el etileno o el propileno, son la base para la actividad de las plantas químicas, en las cuales se obtienen materiales tales como el polietileno, el polipropileno, el butadieno o los polioles

Estos compuestos se usan para plásticos y una infinidad de productos derivados de uso diario, como maquillajes, fertilizantes, electrodomésticos, ropa, neumáticos, accesorios de cocina o materiales de medicina. Las ceras y parafinas también se originan de la misma forma y se usan para velas, tintas y vaselinas.

En el área química de Puertollano se producen resinas EVA, una especialidad clave para Repsol que sólo se produce en el complejo manchego. Como datos de magnitud de producción con los diversos tipos de polioles que fabricamos en Puertollano en un año se fabricarían los asientos para 750.000 coches y se pueden fabricar más de un millón y medio de colchones en un año. Con el copolímero EVA producido en un año en Puertollano se pueden fabricar 160 millones de pares de zapatillas deportivas.

Combustibles y Lubricantes

Vista de la turbina de un avión

Los gasóleos son otro tipo de combustible semejante a las gasolinas. Cada minuto se fabrican 11.000 litros de este tipo de producto, lo cual permitiría a un coche circular durante 16 años.

Otro producto similar, los querosenos, se usan como carburante de aviación. Con las más de 400.000 toneladas que se fabrican en un año en nuestra refinería, un Airbus A380, el avión más grande del mundo, podría recorrer 22 millones de kilómetros, unas 50 veces ida y vuelta a la Luna.

El Complejo Industrial de Puertollano posee las únicas instalaciones del país capaces de fabricar lubricantes terminados. Sus usos se extienden a vehículos y a todos los sectores industriales. Nuestra capacidad de producción es de 120.000 toneladas anuales y producimos una media de 100.000 toneladas al año. Esta cantidad permite abastecer durante ese período a la mitad de los vehículos de España.

Betunes y asfaltos

También fabricamos betunes y asfaltos, que se utilizan en la construcción de firmes de carreteras y aeropuertos. En Puertollano se produce la tercera parte de los betunes que se utilizan en España para la producción de asfaltos de carreteras y láminas impermeabilizantes.

Otros productos

El resto de productos generales terminan con el fuelóleo y el coque de petróleo, usados como combustibles y como material para cementeras e industrias cerámicas, respectivamente.

Por último, el Complejo cuenta también con producción de energía eléctrica, con la cual podemos autoabastecernos y exportar a la red. Nuestras plantas de cogeneración son altamente eficaces. Con la energía generada en un minuto dentro de nuestro Complejo, se cubriría el consumo de una familia media durante tres meses.

Una hombre hace un zumo en una batidora junto a su hija

La Química de Repsol

Los productos que fabricamos y comercializamos te ayudan a mejorar tu día a día.
Imagen de una carretera verde atravesando cesped

Nuestros productos y servicios

La calidad al alcance de tus manos.