Proceso productivo

En el Complejo Industrial de Puertollano transformamos una materia prima de escasa utilidad en su estado natural, como es el petróleo, en multitud de productos de uso corriente. Para conseguir esto, sin embargo, se debe atravesar un largo y complicado proceso a lo largo de todas nuestras instalaciones.

Varias matraces de laboratorio de colores

Tecnología de vanguardia detrás de nuestros equipos y de todo nuestro proceso productivo.

Todo comienza con la llegada del crudo de petróleo a la terminal marítima de la refinería de Cartagena. Desde allí  se envía el crudo a través del oleoducto que conecta nuestros dos complejos. Una vez en Puertollano, se almacena en tanques hasta que llegue el momento de ser tratado. 

El proceso de refino se inicia en las unidades de destilación, donde  el crudo se calienta a altas temperaturas para dividirse en distintas corrientes, según su punto de ebullición, que tras su tratamiento en otras unidades darán lugar a los productos comerciales: Gases Licuados de Petróleo (GLP), queroseno, gasolinas, gasóleo, asfaltos y lubricantes,  entre otros. El tratamiento en otras unidades tiene dos objetivos: en primer lugar, obtener productos en especificaciones de venta, y en segundo, transformar mediante las unidades de conversión corrientes de poco valor en productos de mayor valor añadido, como las gasolinas, queroseno y gasóleos. 

Una de los requisitos medioambientales más importantes es el contenido en azufre de nuestros productos y para su eliminación contamos con plantas de desulfuración, donde se extrae el azufre y se convierte en un producto final comercial. Por último, los compuestos pasan por los tratamientos necesarios para ser transformados en los productos finales, que son almacenados y distribuidos allí donde se necesiten.

Estación de servicio Repsol

Nuestros productos

El Complejo de Puertollano es capaz de fabricar toda la gama de productos obtenible del petróleo.

GLP: Los compuestos gaseosos, que se tratan en el área de GLP, dan lugar al gas butano y al gas propano. 

Naftas: Sirven como materia prima para, principalmente, las gasolinas y las olefinas.

Química: Las olefinas, como el etileno o el propileno, son la base para la actividad de las plantas químicas, en las cuales se obtienen materiales tales como el polietileno, el polipropileno, el butadieno o los polioles. 

Combustibles y Lubricantes: El Complejo Industrial de Puertollano posee las únicas instalaciones del país capaces de fabricar lubricantes terminados. 

Betunes y asfaltos:  Puertollano se produce la tercera parte de los betunes que se utilizan en España para la producción de asfaltos de carreteras y láminas impermeabilizantes.

Otros productos: El resto de productos generales terminan con el fuelóleo, el coque de petróleo y la producción de energía eléctrica.